Ginebra, Suiza. 6 de junio de 2017. Hoy se inició el 35º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, el segundo período de sesiones del año 2017. El panel de apertura incluyó un discurso del Presidente del Uruguay, Sr. Tabaré Vázquez, seguido de la actualización oral sobre la situación mundial de los derechos humanos realizada por el Sr. Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El Alto Comisionado compartió su preocupación por las intimidaciones y represalias que han provocado algunos funcionarios Estatales contra las personas que trabajan con las Naciones Unidas en materia de derechos humanos. El Alto Comisionado señaló también que, en virtud de la resolución 60/251 de la Asamblea General, todos los Estados -pero especialmente los Estados miembros del Consejo y los que aspiran a ser miembros- tienen una particular responsabilidad de cooperar con los mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas. En lo que respecta a los miembros del Consejo, la resolución 60/251 exige que “respeten los más altos estándares en la promoción y protección de los derechos humanos (y) cooperen plenamente con el Consejo”. Sin embargo, en muchos casos, los miembros no estaban cumpliendo con estos requisitos.

De los Estados latinoamericanos en esta situación, el Alto Comisionado destacó a Venezuela, que tiene 10 solicitudes pendientes de visitas de Procedimientos Especiales y su visita más reciente realizada por un titular de mandato temático fue en 1996.

Con base en una encuesta de la ONU sobre la cooperación y falta de cooperación mundial con los procedimientos especiales, el Alto Comisionado hizo una mención especial a Cuba, que, en abril, después de diez años sin visitas de los Procedimientos Especiales, aceptó una misión de la Relatora Especial sobre la trata de personas. “Parece inusual que un miembro tan activo del Consejo de Derechos Humanos mantenga un compromiso tan limitado con los Procedimientos Especiales”, añadió.

El Alto Comisionado también aplaudió a varios Estados que se han esforzado por cooperar con los Procedimientos Especiales, facilitando más de cinco visitas al país en los últimos cinco años: Australia, Brasil, Chile, Georgia, Italia, México, Túnez y Estados Unidos.

Sin embargo, señala que no todas estas visitas han estado libres de dificultades. En Estados Unidos, donde se han recibido seis visitas de país de los Procedimientos Especiales en los últimos cinco años y se han acordado otras dos durante el 2017, se sigue impidiendo el acceso del Relator Especial sobre la tortura al centro de detención de Guantánamo.

Es importante señalar que convertirse en Estado Parte de un tratado internacional de derechos humanos es un compromiso que los Estados hacen con su propio pueblo. En ese sentido, los reportes a los Órganos de Tratado tienen por objeto identificar las lagunas en la protección y las medidas adoptadas para corregirlas. Sin embargo, según diversos informes citados por el Alto Comisionado, 74 Estados se encuentran atrasados más de una década en sus reportes, lo que significa que algunos Estados han ratificado tratados o protocolos facultativos y posteriormente le han dado la espalda a sus obligaciones de reportar.

Los tratados con la mayor proporción de Estados Partes que no cumplen con su obligación de reportar son: la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial; El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; La Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Por otra parte, el Alto Comisionado festejó que Guatemala recientemente amplió el acuerdo para ser sede de una oficina (ACNUDH) de país durante tres años más. Sin embargo, lamentó que la oficina del ACNUDH en Bolivia se cerrará al final del año, tras una decisión del Gobierno.

Concluyó su discurso de apertura diciendo: “Como bien sabe este Consejo, cuando la situación de los derechos humanos parece crítica y cuando el acceso se le niega repetidamente a mi Oficina, la única opción que queda es llevar a cabo diversas formas de vigilancia remota. Mientras siga existiendo la falta de cooperación para permitir el acceso, me veré obligado a considerar informar pública y regularmente sobre nuestros hallazgos”.

Otros puntos destacados en esta 35ª sesión del Consejo incluyen:

  • Un total de cinco paneles, donde se discutirán temas relativos a los niños y adolescentes migrantes no acompañados y sus derechos humanos; y derechos humanos de la mujer, entre otros.
  • Los comentarios del Alto Comisionado y del Secretario General sobre reportes temáticos, entre ellos: la relación entre el cambio climático y los derechos del niño; y las operaciones del Fondo Voluntario para la participación en el Examen Periódico Universal.
  • La consideración de los informes periódicos de 18 Procedimientos Especiales (4 de país y 14 temáticos), incluidos los relacionados con: salud, asociación y reunión; pobreza extrema, inmigrantes, libertad de expresión y racismo.
  • Al final del período de sesiones, el 23 de junio, los miembros del Consejo actuarán sobre una treintena de proyectos de resolución y nombrarán nuevos titulares de mandatos para los cargos de Relator Especial sobre cuestiones de las minorías, Relator Especial sobre los derechos humanos de los migrantes, Relator Especial sobre lucha contra el terrorismo y derechos humanos y Experto Independiente en derechos humanos y solidaridad internacional.