Ginebra, Suiza. 7 de abril de 2017. La Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, Xenofobia e Intolerancia celebrada en Durban en el 2001, adoptó la Declaración y Programa de Acción de Durban donde específicamente “pide a la Comisión de Derechos Humanos que considere el establecimiento de un Grupo de Trabajo u otro mecanismo de las Naciones Unidas para estudiar los problemas de discriminación racial de las personas de ascendencia africana que viven en la diáspora y hacer propuestas para la eliminación de la discriminación racial contra las personas de ascendencia africana”.

El Grupo de Trabajo de Expertos sobre Afrodescendientes (WGEPAD) fue entonces establecido en 2002 por la resolución 2002/68 de la entonces Comisión de Derechos Humanos, como un procedimiento especial. El mandato ha sido posteriormente renovado por el Consejo de Derechos Humanos y consta de dos períodos de sesiones anuales en Ginebra, el Grupo de Trabajo está compuesto por cinco expertos independientes representando cada región.

El Grupo de Trabajo tuvo su 20ª sesión en Ginebra esta semana. La sesión se tituló “No olvidarse de nadie: las personas de ascendencia africana y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, y sus prioridades fueron, entre otras, abogar por la priorización de las personas de ascendencia africana en el trabajo para lograr alcanzar los ODS y desarrollar directrices de trabajo para los gobiernos, la ONU y la sociedad civil sobre cómo dar prioridad a las personas de ascendencia africana como un grupo particularmente discriminado durante la implementación de los ODS.

Carlos Quesada, el Director Ejecutivo del Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, fue invitado a ser parte de una mesa panel sobre “Cómo reducir las desigualdades” donde analizó las desigualdades y desafíos de los afro descendientes en América Latina. En el mismo panel también participaron el señor Ricardo Sunga, miembro del Grupo de Trabajo, y la señora Hilary Gbedemah, miembra del Comité para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer (CEDAW). El discurso completo se puede encontrar en este enlace.

Durante la sesión, el Grupo de Trabajo realizó una consulta de tres horas con miembros de la sociedad civil, con el objetivo de explorar formas innovadoras para que el Grupo de Trabajo pueda colaborar con ONGs y fortalecer su trabajo. La consulta incluyó discusiones en torno a explorar los desafíos actuales en temas de discriminación racial y las respuestas de la sociedad civil para luchar contra ellos; el compromiso de la sociedad civil con el Grupo de Trabajo y sugerencias para fortalecer el impacto de las recomendaciones y finalmente compartir recomendaciones sobre prioridades de derechos humanos en las cuales el Grupo de Trabajo debe concentrarse en los próximos tres años.

El Instituto también participó en esta consulta, la transmisión completa se puede encontrar aquí.