Washington, D.C., 10 de julio de 2017- El Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, con el apoyo de nuestra contraparte, el Centro de Desarrollo de la Mujer Negra Peruana (CEDEMUNEP), organizó el 8 de julio en Lima, Perú un diálogo privado entre los líderes y lideresas afroperuanos y la Comisionada Margarette Macaulay, Relatora sobre los Derechos de las Mujeres y Relatora sobre los Derechos de las Personas Afrodescendientes y contra la Discriminación Racial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El Instituto organizó la reunión, aprovechando el 163 Período Extraordinario de Sesiones que la CIDH llevó a cabo en Lima del 3 al 7 de julio.

Después de una breve introducción respecto a la Relatoría Afrodescendiente y las principales funciones, realizada por parte de Elvia Duque, Oficial de Programas del Instituto, la Comisionada Macaulay enfatizó la importancia de continuar una constante comunicación con la relatoría y hacer uso de las diferentes herramientas con las que cuenta la CIDH como un medio para visibilizar el acontecer y las demandas de la población afroperuana.

Los temas relevantes presentados durante este diálogo fueron el próximo censo poblacional a realizarse este octubre del 2017, que incluirá por primera vez desde 1940 la variable afrodescendiente; papel de los medios de comunicación, género y niñez; y la situación de los afrodescendientes en educación y empleo. Respecto al censo se recalcó la falta de difusión y apoyo por parte del gobierno peruano para promover las diferentes categorías de autoidentificación, especialmente las correspondientes a la población afroperuana, una labor que ha recaído en cabeza de las organizaciones afroperuanas sin el apoyo estatal. Además, se resaltó la aprensión de las organizaciones respecto a la función que ejercerán los encuestadores en este censo.

Los presentes explicaron como los medios de comunicación continúan promoviendo estereotipos raciales que afectan especialmente a los niños y jóvenes afroperuanos. Así mismo, explicaron como la falta de acceso a educación, principalmente a educación superior, es un factor multiplicador de desigualdad y pobreza entre esta población. La regidora de Pueblo Nuevo, Patricia Quispe, dio testimonio del gran número de niños afroperuanos que están sin algún tipo de documento de identidad, siendo el reflejo de lo que acontece con sus padres, y evidenciando la falta de acceso a educación y al sistema de salud.

Durante la reunión, Azucena Algedones dio testimonio sobre al caso de discriminación racial que ella instauró en las instancias judiciales peruanas dado al despido injusto del que fue víctima como consecuencia de la fuerte discriminación existente en el campo laboral. La Sra. Algedones, informó sobre su interés de poder acudir a la CIDH para examinar su caso.

La Comisionada tomó atenta nota de los testimonios presentados, resaltando además la importancia de enviar reportes detallados a las relatorías y continuar incidiendo para obtener la ratificación de la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia, la cual sería clave para brindar las herramientas necesarias para combatir la discriminación racial y mejorar la calidad de vida de la población afroperuana.