Ginebra, Suiza, 13 de junio de 2017. La semana pasada, en su discurso de apertura ante el Consejo de Derechos Humanos, el primer Experto Independiente encargado de la protección contra la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género, Profesor Vitit Muntarbhorn, presentó su primer informe bajo dicho mandato de la ONU.

El informe destaca que a pesar de que los derechos humanos son inherentes a todos y propulsan la protección de todas las personas sin excepción, las personas con una orientación sexual o una identidad de género reales o percibidas divergentes de una norma social específica, son a veces objeto de violencia y discriminación. El informe se basa en la creencia de que si bien debe reconocerse la diversidad entre los seres humanos -“Diversidad en la Humanidad”-, es esencial reforzar el respeto mutuo, la tolerancia y la comprensión, el respeto de los derechos humanos y un sentido de humanidad inherente a esa diversidad -“Humanidad en la Diversidad”-, bajo los principios del derecho internacional de los derechos humanos.

El informe también enumera seis “fundamentos” o áreas que, si se abordan, pueden ayudar a establecer un entorno más seguro para las comunidades LGBTI. Entre ellos destacan: la despenalización de las relaciones consensuales entre personas del mismo sexo, las medidas eficaces contra la discriminación, el reconocimiento jurídico de la identidad de género, la desestigmatización vinculada a la despatologización, la inclusión sociocultural y la promoción de la educación y la empatía en la sociedad.

La metodología en el mandato del Experto incluye planes para visitas de país; tomar acciones para responder a las comunicaciones; hacer frente a situaciones negativas relacionadas con temas de SOGI y la cooperación con una amplia gama de actores para abordar la violencia y la discriminación de personas LGBTI en todo el mundo. La primera visita de país se realizó en Argentina, en marzo de 2017, la Declaración de Fin de Misión se encuentra aquí.

Durante el Diálogo Interactivo que siguió a la presentación del informe, varios países se comprometieron con el Experto de la ONU, expresando su apoyo al mandato y el deseo de abordar las cuestiones de violencia y discriminación contra las personas LGBTI en sus países. Otros Estados no fueron tan vocales, sólo reconocieron el informe y formularon preguntas vagas al titular del mandato. Lamentablemente, hubo bloques de Estados que confirmaron su objeción al mandato y reiteraron que no cooperaran con él, yendo en contra de la Declaración de Viena y del deber de proteger los derechos humanos para todos.

El Experto Independiente concluyó el debate compartiendo:

“El camino hacia el futuro debe ser construyendo puentes, basados en la prevención de transgresiones, remediando violaciones, fomentando la participación de los grupos involucrados y la protección de los derechos humanos para todos, resonando con los colores universales de esperanza y dignidad, los colores del horizonte que compartimos.”