En el 2009 el Presidente Alan García emitió un perdón histórico en nombre del Estado por los siglos de abuso, exclusión y discriminación del Pueblo Afrodescendiente en el Perú. Ese mismo año, el Comité de la ONU que monitorea la discriminación racial – conocido como CERD –  expresó su preocupación por la falta de datos oficiales sobre afroperuanos. Desde entonces, en 2016, el Perú ratificó la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia. 

Aún así, las necesidades socio-económicas y políticas de los afrodescendientes siguen siendo ignoradas y los afroperuanos pocas veces figuran en la agenda de los partidos políticos. El Estado peruano tampoco ha realizado ninguna acción afirmativa ni ha generado políticas públicas que contribuyan a su desarrollo. 

Este domingo 22 de octubre 2017, por primera vez, el Perú tendrá un censo nacional donde los afroperuanos podrán ser contados. 

Raza e Igualdad entrevista a Cecília Ramírez, directora del Centro de Desarrollo de la Mujer Negra Peruana (CEDEMUNEP) y miembro del Comité Técnico Interinstitucional sobre Estadísticas de Etnicidad que ha preparado el censo, desde la formulación de las preguntas sobre autoidentificación étnica hasta la difusión de resultados. 

¿Por qué es importante el censo de este domingo para el Pueblo Afrodescendiente? 

Permitirá saber cuántos somos, dónde estamos y principalmente en qué condiciones nos encontramos. La última vez que un censo en el Perú incluyó una pregunta racial fue en 1940. Desde entonces han pasado 77 años. 

¿No ha habido una variable étnica en los censos anteriores? 

Desde 1961 la variable étnica ha estado presente en los censos por medio de una pregunta sobre la lengua materna que se habla en el hogar.  Ahora por primera vez en la historia del Perú, la pregunta es sobre cómo yo me autoidentifico étnicamente. En ese sentido, los afroperuanos podremos elegir entre 6 categorías: negro, zambo, moreno, mulato, afroperuano o afrodescendiente.  

¿Las poblaciones indígenas también han sido excluidas tradicionalmente de los censos? 

Ha habido tres censos de identificación para indígenas pero ninguno para afroperuanos. El nombre oficial del censo de este domingo es “El doceavo de población, séptimo de vivienda y tercero de comunidades indígenas”. Y nosotros decimos que es “El primero para afroperuanos”. 

¿Cuántos afrodescendientes puede tener ahora el Perú? 

No hay datos oficiales pero algunos dicen que el 0.1%, otros hasta el 5% otros dicen que hasta el 9%. 

¿Cuál es su situación económica y social?  

Los afroperuanos enfrentamos brechas muy profundas de desigualdad principalmente en áreas como educación, salud, empleo. Podemos encontrar que ha habido avances en los últimos años, pero estas brechas aun persisten. 

¿Desde cuándo CEDEMUNEP aboga por un censo que incluya a los afroperuanos? 

Ya en 2010 estuvimos hablando de ello e hicimos un informe sobre la situación de derechos humanos de la población afroperuana. Y se retomó hace un poco más de 5 años en el marco de las rondas censales. El trabajo se ha hecho con el apoyo de Global Rights y ahora de Raza e Igualdad.  También en alianza con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el Ministerio de Cultura, la Defensoría del Pueblo, el Jurado  Nacional de Elecciones, algunos gobiernos locales, junto con algunas organizaciones indígenas y afros como Chirapaq, entre otras. 

¿Cuáles han sido los retos?  

Ha habido una falta de conocimiento y de entendimiento de la problemática de la población afroperuana. Sin ese entendimiento es difícil que haya una voluntad política real. Ha sido un desafío hacer entender la importancia de incluir una pregunta  cultural  y racial en el censo. 

¿Ha habido avances 

Inicialmente fue bastante complicado y hay cosas todavía no resueltas. Pero hemos dado pasos. El reto mayor era incluir la pregunta étnica. En ese sentido la misión está cumplida. Pero habrá nuevos retos y desafíos con los resultados del censo. 

¿Su labor ha sido entonces de educar a las autoridades? 

De educar y  también sensibilizar. No sólo  a nivel nacional sino a nivel internacional. Hemos hecho una labor de incidencia a nivel local y nacional para sensibilizar al pueblo peruano y al pueblo afroperuano en particular sobre la importancia de contar con la pregunta de autoidentificación étnica en el censo. 

¿En qué el apoyo internacional les ha servido?  

A ningún estado le gusta verse avergonzado delante de otros países. Y en ese sentido el estado peruano no podía mantenerse al margen de los avances en América Latina. En la ronda censal, el movimiento afrodescendiente planteó la importancia de tener una pregunta étnica en los censos nacionales. Desde entonces nuestros aliados internacionales como la CEPAL, la UNFPA y ONU mujeres han emitido recomendaciones, diciendo que es importante, lo cual contribuyó de manera  significativa. También hemos contado con aliados como la Fundación Ford que nos han apoyado y siguen apoyando. Han jugado un papel preponderante. 

¿Qué consecuencias puede tener el censo de este domingo para el país? 

Se ha elaborado un plan nacional para el pueblo afroperuano denominado PLADEPA. Es una iniciativa importante para el desarrollo del pueblo afroperuano que se hizo en consulta con la sociedad civil. Pero es de vital importancia que se garanticen los recursos económicos para su implementación.  

¿Qué pasará en 6 meses cuando se publiquen los resultados del censo?  

No habrá más excusas, pues contaremos con indicadores que demuestren la actual y real situación y condiciones de vida en las que vive el pueblo afroperuano. Contaremos con evidencias claras y reales con respecto a la brecha de desigualdad que enfrentamos, por lo cual ello debe de traducirse en acciones afirmativas, políticas públicas y que seamos incluidos dentro de todos los programas y planes que el Estado viene implementando en favor de aliviar la pobreza en nuestro país. 

¿Qué se puede hacer en ese sentido? 

Hay una gran responsabilidad por parte del Estado y también de la sociedad civil afroperuana. Tenemos que trabajar de manera conjunta para generar cambios.  

¿Y sus esperanzas para el futuro? 

Espero que el estado peruano realmente pueda responder a las demandas y las necesidades del Pueblo Afroperuano,  y que recuerde que la pobreza que enfrentamos está relacionada al racismo y la discriminación étnica racial. Y que realmente exista una  real voluntad política para ir cerrando esa brecha de desigualdad que enfrentamos, que tengamos una mejor educación, una  salud de calidad, mejores empleos, una mayor participación y representación política. Y que recuerde que el invertir en los afroperuanos es invertir  en el desarrollo del país, y que históricamente hemos contribuido a la construcción de la nación peruana y que seguimos haciéndolo. 

Infórmate. Sigue nuestro blog!

Empieza la conversación

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
wpDiscuz