La Comisionada Margarette May Macaulay es Relatora sobre los Derechos de las Personas Afrodescendientes y contra la Discriminación Racial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y también fue jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (2007 – 2012).  Siendo una de los aliadas más cercanas de Raza e Igualdad, se ha reunido con grupos afrodescendientes a lo largo de la región y ha abogado a favor de la Convención Interamericana Contra el Racismo, La Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia, la cual entró en vigor el mes pasado para Costa Rica e Uruguay. 

En su opinión, ¿Porque la Convención está entrando en vigor justo en este momento? 

Este es un momento ideal para que la Convención entre en vigor ya que el tema de la discriminación racial está vivo en la región. El racismo y la discriminación siempre han existido, pero han avanzado a un paso más acelerado en vez de minimizarse. Desde que el presidente Trump asumió el poder, ha habido una ola de violencia e incitación al odio. Las personas que antes callaban su racismo y prejuicio, ahora lo predican abiertamente.  

Costa Rica y Uruguay son los primeros Estados en ratificar la Convención. ¿Porque cree usted que así fue? 

¡Gracias a Dios por Costa Rica y Uruguay! Si miramos su record, ambos países suelen suscribirse tempranamente a los instrumentos de derechos humanos. En este caso se sienten cómodos en seguir adelante y asistir en el proceso de reconocimiento y avance de los afrodescendientes en la región. Tal como lo mencionó el presidente de Costa Rica en la ceremonia de la ratificación, los afrodescendientes desempeñaron un papel importante en el desarrollo del país por medio de su sudor, su sufrimiento, su sangre y hasta la muerte mientras estaban bajo la esclavitud. Así que ya era tiempo de que esto sea reconocido.  

La Convención de la ONU entró en vigor en 1969. ¿Porque Latinoamérica y el Caribe se han retrasado? 

Porque fue conveniente. Es incómodo que un Estado diga que no le ha dado reconocimiento a los derechos civiles, sociales y políticos de los afrodescendientes.  Es mucho más fácil que los Estados se mantengan callados. Sin embargo, en la medida que los afrodescendientes empiecen a darse cuenta de sus derechos, los Estados deberán reconocer que están aquí y deberán hacer algo al respecto. 

¿Porque es importante la Convención Interamericana? ¿No es suficiente la Convención de la ONU? 

La Convención Interamericana es muy importante y absolutamente necesaria para la región. La Convención de la ONU no ha avanzado los derechos de los afrodescendientes, ya que vemos que los Estados no están implementando sus recomendaciones. También es muy necesario que nosotros actualicemos las definiciones de la ONU con respecto al racismo y la discriminación racial. 

Esta Convención es claramente producto de estos tiempos.  Su lenguaje es muy contemporáneo… 

El lenguaje utilizado en ésta convención tiene su propósito. Muchas personas que son racistas niegan serlo porque desconocen que ellos y sus actos son de hecho racistas. Es por eso que el lenguaje que usa la Convención es bien claro.  Es así como todos los instrumentos legales en relación a los derechos o provisiones deberían de escribirse para que toda persona que sabe leer, pueda entenderlos. Y las definiciones del racismo y la discriminación han progresado en los últimos años. La gente de la región siempre me dice “En mi país, nosotros somos invisibles. Nosotros no existimos.  Nosotros no tenemos nada. Nosotros no podemos hacer nada”. 

¿Qué forma ha tomado la discriminación racial en la región? 

Está presente en la educación, los servicios de salud, la religión, la falta de oportunidades de trabajo y las normas de salario. También, los afrodescendientes sufren de más violencia en todas sus formas, incluyendo los discursos de odio. En todos los sentidos son los más bajos en el rango. 

La Convención también menciona provisiones en contra de la clonación. ¿Es este un peligro real para los Afrodescendientes? 

Por supuesto. Las personas más vulnerables son las que pueden ser seleccionadas para ser utilizadas. Es un asunto de mucha preocupación. 

¿Cuál es su opinión personal sobre la entrada en vigor de la Convención, y cuál ha sido su rol en el desarrollo de este instrumento?  

De hecho, yo no soy afrodescendiente, soy africana. Nací en África Occidental, y emigré de Sierra Leone a Jamaica con mi esposo. Aun así, me siento muy comprometida con esta causa. Tengo más de 40 años de trabajar para los derechos de las mujeres y los niños, y me entristece el no haber trabajado lo suficiente en ello. Me encantaría ver un incremento en el gozo de los derechos de los afrodescendientes antes de que mi periodo como Comisionada y Relatora termine. Es algo muy importante para mi. Mi madre era una mujer negra, y se lo debo a ella.  

¿ La ratificación de la Convención tendrá un impacto en el tipo de casos  

presentados a la CIDH? 

Espero que ayude a traer casos. Es un medio para que los Estados resuelvan sus problemas y puedan avanzar hacia el respeto de los derechos y la dignidad de los afrodescendientes dentro de sus fronteras. Pero, contestaré a tu pregunta de otra manera. Mi temor es que los Estados tarden en ratificarla. Aun así, trataré de impulsarla, porque yo creo que los Estados deberían haber superado su renuencia para admitir que hay personas que ellos están ignorando.  La mejor manera de resolver un problema como este, es admitirlo y seguir adelante. Algunos Estados también pueden tener temor de que, al ratificar la Convención, un gran número de peticiones salgan a la luz. Pero, si vemos la historia, tomo bastante tiempo para que las personas empezaran a presentar peticiones al sistema. Si los Estados tienen temor de estas peticiones y no ratifican la Convención por esta razón, creo que estarían equivocados. Eso sería una excusa. 

¿Qué otros desafíos quedan por delante? 

 Me interesa ver cómo los Estados interpretarán al Comité que debe ser instalado en acuerdo con la Convención, y si nombrarán a alguien independiente y comprometido por la causa de la Convención, o si será simplemente un funcionario. 

Los artículos 9 y 10 de la Convención establecen que los sistemas políticos y legales deben de reflejar apropiadamente la diversidad dentro de sus sociedades, y que las victimas de racismo y discriminación tengan la igualdad de acceso al sistema de justicia. ¿Será que estos valores puedan ser implementados aquí en los Estados Unidos y en otras partes? 

Yo no creo que estos valores se hayan cumplido en los EE.UU. ¿Cuantos indígenas ves en el Congreso? ¿Cuántos afro-americanos, latinos? Seguramente un número pequeño. Los Estados Unidos tienen algo más de diversidad racial que los otros Estados de la región, pero aun así siguen progresando. Bolivia es un ejemplo de una representación política mayoritariamente indígena. Brasil también lo fue por un tiempo. Pero, no olvidemos que no estamos hablando solo de raza. La diversidad es raza y género. Aún nos queda bastante para diversificar la cara de nuestras instituciones políticas. Espero estar viva cuando esto suceda en todos los países de la región. Tomará mucho tiempo, pero es por eso que la Convención Interamericana contra el Racismo y la Convención Interamericana en contra toda forma de Discriminación son muy importantes para la región.  

¿Cuáles son sus recomendaciones para la sociedad civil? 

Deben urgir a sus Estados que ratifiquen la Convención Interamericana contra el Racismo, además de la Convención Interamericana contra la Discriminación, la cual no tiene ratificaciones hasta el momento. Más allá de las diferencias de raza y etnicidad en la región, a todos nos afecta la discriminación de una manera u otra,  en base a nuestra clase social o nuestro nivel de educación…Esto es lo que protegerá contra las formas generales y múltiples de discriminación que se sufren a diario. Pero el racismo debe detenerse primero. 

Lea aquí sobre el diálogo de expertos sobre la Convención Interamericana contra el Racismo en la CIDH. 

Infórmate. Sigue nuestro blog!

Empieza la conversación

Leave a Reply

Be the First to Comment!

  Subscribe  
Notify of