Bogotá, 19 de abril de 2016. El 7 y 8 de abril, en la ciudad de Cali, Colombia, se realizó la primera plenaria de la sociedad civil del Plan para la Igualdad Étnica y Racial de Colombia y Estados Unidos (CAPREE). El representante para Colombia del Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, Pedro L. Cortes-Ruiz, participó en la reunión como parte de la delegación de organizaciones de la sociedad civil de Estados Unidos que estuvo presente en el evento. Al evento asistieron cerca de 200 miembros de organizaciones étnicas de Colombia. También participaron miembros de la Embajada de los EEUU en Colombia y la USAID, y funcionarios del Ministerio de Interior de Colombia.

El CAPREE es un plan conjunto acordado entre los dos gobiernos en 2010 con el objetivo de compartir experiencias e implementar programas que permitan superar las barreras para logran una inclusión plena que enfrentan las comunidades afrodescendientes e indígenas en las dos sociedades. La reunión en Cali fue la primera desde que inició el Plan, en la cual se dio la participación numerosa de organizaciones étnicas de la sociedad civil colombiana.

En la apertura y cierre del evento, autoridades colombianas y de Estados Unidos resaltaron que la participación de grupos étnicos en negociación de paz es indispensable para la sostenibilidad del proceso. El Ministro del Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo, afirmó en sus declaraciones que en próximos días se anunciará oficialmente la delegación de afrocolombianos e indígenas que irán a la Habana. La Viceministra para Participación e Igualdad de Derechos, Carmen Inés Vásquez, reiteró esta decisión en la clausura del evento.

Por su parte, el embajador de EEUU en Colombia Kevin Whitaker, señaló la prioridad que seguirán teniendo los temas relacionados con la discriminación racial para los programas de los Estados Unidos en un escenario postacuerdo. Y en la clausura del evento, el Subsecretario Adjunto de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Alex Lee, reiteró este compromiso y recomendó la importancia que tiene la participación de organizaciones étnicas como el Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano (CONPA) y la Comisión Étnica para la Paz y los Derechos Territoriales.

El Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, valora positivamente estas declaraciones políticas en el contexto de esta reunión del CAPREE. Precisamente, en carta conjunta con la Washington Office on Latin America (WOLA) dirigida al Departamento de Estado en días previos a la reunión de Cali, habíamos expresado nuestra preocupación de que el CAPREE, siendo uno de los principales instrumentos de cooperación bilateral para combatir la discriminación racial, no incluyera como una de sus prioridades el principal problema que ha afectado millones de afrocolombianos: los impactos del conflicto armado sobre los grupos étnicos y la vulnerabilidad de sus comunidades en un escenario postacuerdos.

Los aportes que el CAPREE puede seguir haciendo para fortalecer la participación de las comunidades étnicas en la construcción de la paz serán muy importantes. Los mismos dependerán de que en el corto plazo se programen acciones que traduzcan el compromiso expresado por las autoridades colombianas y de Estados Unidos.

En la reunión, organizaciones étnicas colombianas pudieron ofrecer sus valoraciones críticas sobre iniciativas que se han enmarcado dentro del CAPREE, así como sus propuestas hacia adelante. De igual forma, las organizaciones de la sociedad civil de los Estados Unidos pudieron presentar también sus valoraciones y propuestas. Por su parte el Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, insistió públicamente en que el CAPREE debe priorizar iniciativas que apoyen la participación de las comunidades étnicas en el proceso de paz.