Cuba-Titulo2

El Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos trabaja para promover la igualdad racial y étnica de las comunidades afrodescendientes e indígenas – un enfoque único entre las organizaciones internacionales de derechos humanos. Trabajamos con organizaciones afrodescendientes y LGBTI en Cuba, así como con una amplia gama de organizaciones que combaten la discriminación racial en América Latina o que combaten la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

Según datos oficiales, los afrocubanos representan el 30 por ciento de la población nacional, entre negros, mulatos y mestizos. Los afrocubanos experimentan una discriminación racial estructural y exclusión social, que se refleja en las altas tasas de desempleo; así como a la falta de acceso a vivienda y educación de salud de calidad. Activistas independientes y defensores de derechos humanos afrodescendientes sufren la misma represión que sufren quienes se oponen al régimen de la isla. Su situación se agrava al no contar con acceso a divisas y por no tener oportunidades en sectores emergentes de la economía como el turismo y el cuentapropismo. La posición oficial del gobierno cubano es que uno de los logros de la Revolución fue el haber eliminado la discriminación racial; por lo tanto hay una negación oficial de la misma.

El Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos trabaja en Cuba para fortalecer la capacidad de nuestras contrapartes para que monitoreen y documenten las violaciones a los derechos humanos cometidas contra los afrodescendientes y miembros de la comunidad LGBTI. Al mismo tiempo incrementamos el acceso a información sobre derechos humanos, tanto sobre el Sistema Interamericano de Derechos Humanos como del Sistema Universal.

El Instituto también trabaja para fortalecer a las organizaciones LGBTI independientes a través de talleres de capacitación sobre lo que se está haciendo internacionalmente para promover y proteger los derechos de la población LGBTI.

El Instituto fortalece la capacidad de nuestras contrapartes y líderes de los diferentes países en los que trabajamos para que participen activamente en la Asamblea General de la OEA, el Proceso de Cumbres de las Américas y en el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos; además en el Comité de las Naciones Unidas que Monitorea la Convención Internacional contra Todas las Formas de Discriminación Racial (CERD) y en el Comité que Monitorea la Convención contra Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW); a través de capacitación, asistencia técnica e incidencia política.

x