pastedImage unnamed

 

El Comité que monitorea la Convención Internacional contra Todas las Formas de Discriminación Racial – CERD- de Naciones Unidas  mostró su preocupación por la falta de participación de los afrocolombianos y pueblos indígenas en las negociaciones de Paz y recomendó al Estado colombiano su inclusión. Así lo manifestó en el marco de las observaciones finales y recomendaciones hechas al Estado colombiano durante la revisión de los informes periódicos 15 y 16 en Ginebra, Suiza el 4 y 5 de agosto; cuyas conclusiones y recomendaciones se publicaron recientemente.

Representantes de la sociedad civil, entre ellos Charo Mina Rojas, del Proceso de Comunidades Negras, – PCN – en representación de un colectivo de organizaciones afrocolombianas e internacionales, estuvo presente durante el examen en Ginebra, donde ella junto con representantes de otras organizaciones afrocolombianas e indígenas pudieron dar a conocer las preocupaciones de la sociedad civil sobre la discriminación estructural existente en contra de los Afrocolombianos a través de un informe alternativo.

El Comité enfatizó que “El conflicto armado sigue afectando desproporcionadamente a los pueblos indígenas y afrocolombianos debido, entre otros, a la militarización de sus territorios, la alta incidencia de violencia sexual que sufren las mujeres indígenas y afrocolombianas, la utilización de niños indígenas y afrocolombianos por grupos armados no estatales…” Además el Comité mostró su preocupación de que “las negociaciones de paz carezcan de la efectiva participación de los pueblos indígenas y de la población afrocolombiana.”

Entre sus recomendaciones el Comité solicito al Estado colombiano que “Garantice que los miembros de los pueblos indígenas y afrocolombianos, incluyendo mujeres, sean consultados en las negociaciones de paz a fin de que el proceso de verdad, justicia y reparación tome en cuenta de manera efectiva sus intereses legítimos”.

Esto no viene sino a reafirmar lo que venimos solicitando los Afrocolombianos desde hace más de un año con la creación del Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano –CONPA-“ expresó Marino Cordoba, Presidente de la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados (AFRODES) quien además agregó “la recomendación del CERD no hace más que dar legitimidad  internacional a nuestra solicitud, ahora esperamos que el Gobierno de Colombia cumpla con dicha recomendación y nos incluya en las conversaciones de paz, creando un grupo de trabajo para recibir la propuesta de los grupos étnicos. ”

Previo a la presentación de sus conclusiones la delegación de la sociedad civil afrocolombiana en compañía del Director Ejecutivo del Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, Carlos Quesada, tuvieron una reunión privada con el Relator de Colombia, el Experto Independiente Carlos Vázquez, donde actualizaron al Relator sobre las principales preocupaciones y donde le presentaron recomendaciones.

Para Mina Rojas “estamos muy satisfechos por la atención que el Comité dio a nuestros principales puntos de preocupación durante la reunión con representantes de la sociedad civil y al hecho de incluir muchas de nuestras recomendaciones en sus observaciones finales.

El Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, junto con las organizaciones afrocolombianas  le daremos seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones hechas al Estado Colombiano por parte del Comité CERD.