Ginebra, Suiza. 15 de septiembre de 2017. El Consejo de Derechos Humanos inauguró esta semana su trigésimo sexto período ordinario de sesiones, escuchando una actualización oral de Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sobre la situación de los derechos humanos en todo el mundo.

El Alto Comisionado recordó que ha entrado al último año de su actual mandato y formuló algunas reflexiones de los últimos tres años. Destacó la falta de coherencia de los Estados respecto a sus compromisos de derechos humanos. En casa, a menudo abiertamente niegan los derechos de su propio pueblo, mientras que los defienden por fuera. También expresó su preocupación por los actos de intimidación cometidos por los gobiernos contra defensores de derechos humanos y organizaciones no gubernamentales.

El Alto Comisionado mencionó sus principales preocupaciones sobre Myanmar, Bangladesh, India, Pakistán, Camboya, Yemen, Siria, Egipto, Bahréin, Venezuela, Estados Unidos, Turquía, República Centroafricana, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Burundi y Malí.

En relación a América Latina, el Alto Comisionado habló del informe del ACNUDH sobre Venezuela, en el que se destaca el uso excesivo de la fuerza por agentes de seguridad y otras múltiples violaciones de derechos humanos en el contexto de protestas contra el Gobierno. “Venezuela es un Estado miembro de este Consejo y, como tal, tiene el deber particular de mantener los más altos estándares en la promoción y protección de los derechos humanos”, observó.

En cuanto a Guatemala, elogió la acción emprendida por la Corte Constitucional para revertir un intento de expulsión del jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, o CICIG, cuyo objetivo principal es apoyar a las instituciones estatales en la investigación y enjuiciamiento de la corrupción y del crimen organizado. También elogió los esfuerzos de las personas que salieron a las calles para apoyar la CICIG y los derechos del pueblo de Guatemala a un Estado más abierto y transparente.

En lo que respecta a los Estados Unidos, el Alto Comisionado expresó su preocupación por la decisión del Gobierno de poner fin al programa DACA en seis meses, a pesar de su impacto positivo en la vida de casi 800.000 jóvenes inmigrantes y en la economía y sociedad de los Estados Unidos. El Alto Comisionado ha expresado previamente sus preocupaciones sobre el antisemitismo y el racismo abiertamente expresado en el Estado de Virginia el mes pasado.

“En los tres años de mi actual mandato, el mundo se ha vuelto más oscuro y más peligroso. La visión de mi Oficina se ha vuelto más decidida, profundizando en las lecciones aprendidas de nuestros antepasados: los principios de derechos humanos son la única manera de evitar una guerra global y la profunda miseria”, concluyó.

Durante esta sesión, que durará hasta el 29 de septiembre, también habrá cuatro mesas redondas, numerosos diálogos interactivos con los titulares de los mandatos de los Procedimientos Especiales y las Comisiones de Investigación. Hacia el final del período de sesiones, se procederá a la elección de los miembros del Comité Consultivo y al nombramiento de siete titulares de mandatos de los Procedimientos Especiales.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
wpDiscuz