República Dominicana

El Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos trabaja para promover la igualdad racial y étnica de las comunidades afrodescendientes e indígenas – un enfoque único entre las organizaciones internacionales de derechos humanos. Trabajamos con organizaciones afrodescendientes en la República Dominicana, así como con una amplia gama de organizaciones en América Latina que combaten la discriminación racial o la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

En la República Dominicana existe un problema profundo y arraigado de racismo y discriminación racial que afecta a los Afro-Dominicanos,  y especialmente a los dominicanos de ascendencia haitiana y a haitianos. Esta discriminación, que ha sido histórica y continua, se hizo claramente evidente en sentencia del Tribunal Constitucional dominicano del 2013 a través de la cual cientos de miles de dominico-haitianos perdieron su nacionalidad dominicana, convirtiéndolos en apátridas y provocando una crisis humanitaria en la isla de La Española. Los elementos estructurales y culturales del racismo han sido condenados por los mecanismos internacionales de protección de los derechos humanos. En el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que ha adoptado en dos ocasiones sentencias en contra del Estado de la República Dominicana por su violación sistemática a los derechos de los dominicanos de ascendencia haitiana. También ha sido condenado por la Organización de las Naciones Unidas, específicamente por el Relator Especial de la ONU sobre asuntos de las minorías y por el Comité de la ONU que monitorea la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial – CERD.

El Instituto trabaja para fortalecer organizaciones de la sociedad civil dominicana que defienden los derechos de los Afro-Dominicanos y los dominicanos de ascendencia haitiana, como lo es la Red Jacques Vieau. Esta red, conformada por organizaciones como el Movimiento Socio-Cultural de los Trabajadores Haitianos (MOSCHTA), que hacen incidencia en favor de las comunidades antes mencionadas, enfoca sus esfuerzos tanto a nivel doméstico como internacional. Las organizaciones miembros de esta red ofrecen servicios esenciales y participan en actividades de sensibilización destinadas a eliminar el racismo experimentado por estas comunidades.

A través de capacitación, asistencia técnica e incidencia política, el Instituto fortalece la capacidad de nuestras contrapartes y líderes en los diferentes países en los que trabajamos para que participen activamente en la Asamblea General de la OEA, el Proceso de Cumbres de las Américas y el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, así como en el Comité de las Naciones Unidas que monitorea la Convención Internacional contra Todas las Formas de Discriminación Racial (CERD) y en el Comité que monitorea la Convención contra Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW).

x