Entrevista Beatriz Amaro “Nuestra principal demanda es que el pueblo Afromexicano sea reconocido constitucionalmente”

En medio de la crisis humanitaria que se vive en México, por lógicas gravísimas de violencia, desempleo, inseguridad, y alta tasa de migraciones a causa del narcotráfico y otras lógicas socio-políticas no atendidas, la población afromexicana continúa luchando y reclamando el reconocimiento constitucional de su pueblo, que según los datos obtenido en la Encuesta Intercensal aplicada por el INEGI en 2015, asciende a 1.381.853 personas, lo que equivale al 1.2% de la población nacional.

Durante las pre-sesiones del Examen Periódico Universal (EPU) sobre Mexico, celebradas el pasado 12 de Octubre en Ginebra-Suiza, Beatriz Amaro, lideresa y defensora de derechos humanos de la organización Unidad para el Progreso de Oaxaca A.C. conversó con Raza e Igualdad sobre la necesidad de implementar acciones afirmativas, políticas públicas efectivas y planes de acción concertados con el pueblo afro mexicano que permitan aminorar el impacto histórico del racismo y discriminación que se traduce en menores posibilidades de acceso a empleo, educación, participación de la población afrodescendiente en México. Así como, de la importancia de que en el Examen Periódico Universal en el que se revisará la situación de derechos de México, el próximo 7 de Noviembre, se puedan tener en cuenta algunas de las recomendaciones proporcionadas por la sociedad civil afrodescendiente.

 

En medio de la crisis humanitaria que se vive en México ¿Cuál es la principal necesidad y demanda que organizaciones sociales afro mexicanas están haciendo al Estado mexicano y que se quiere visibilizar en las sesiones previas al Examen Periódico Universal de México?

Definitivamente, la principal demanda y necesidad que hoy tiene el pueblo afro mexicano es que se le reconozca constitucionalmente.  Sin reconocimiento constitucional los pueblos afrodescendientes en México no tenemos de donde demandar el respeto de nuestros derechos de acuerdo a nuestra realidad histórica, social y cultural.  Si bien, la inclusión de la variable étnico-racial en la encuesta intercensal aplicada en 2015 es un avance significativo para por lo menos reconocer el número total de la población, es necesario, seguir trabajando para que se oficialicen políticas, planes y proyectos a nivel nacional que contrarresten el impacto de la pobreza, falta de oportunidades y racismo estructural que se vive en nuestro país.   Así mismo, en el informe que presentamos ante las Misiones Permanentes de distintos países durante la semana de las pre-sesiones, se mencionó la necesidad de crear planes específicos en atención a las mujeres, garantizar servicios de salud efectivos, incorporar programas educativos que recojan el legado histórico del pueblo afromexicano y crear espacios de diálogo y participación para reformular el Plan de Acción de México ante el Decenio de los Afrodescendientes.

 

Durante la última audiencia pública de la CIDH relacionada con la situación de derechos de los afrodescendientes, el Estado mencionaba una gran cantidad de programas diseñados para el beneficio del pueblo afromexicano ¿De qué manera están siendo implementados estos programas y/o acciones afirmativas?

En efecto el estado mexicano ha pensado, diseñado y probablemente implementado programas, acciones afirmativas o planes para el pueblo afromexicano, sin embargo, estos planes nunca han sido diseñados con ninguno de nosotros, ni trabajados con nosotros.  Me explico: estas propuestas de acción, no incluyen la visión de los pueblos afromexicanos, como tampoco se dan a conocer con la suficiente fuerza para que las comunidades conozcan los proyectos que se han diseñado para su beneficio, entonces, pareciera, o podría interpretarse también que es como un cumplimiento formal pero no hay una real implementación de estos programas porque estos no se están reflejando en las comunidades, no los conocemos, ni estamos participando activamente de su diseño y mucho menos implementación.  Una cosa si es clara, ¿Quién puede conocer mejor la realidad del pueblo afrodescendiente en México si no somos los mismos afro mexicanos? No entendemos, entonces, como diseñan estos proyectos desde la misma capital de la república, espacio al que no todos tenemos acceso, y mucho menos como los implementan.  En este sentido, sería importante que estos programas se dieran a conocer en las zonas donde hay mayor población afro mexicana, sobre todo en los estados de Guerrero, Oaxaca y Veracruz que aparte son los que enfrentamos mayores retos para el desarrollo.

En las recomendaciones planteadas por organizaciones de sociedad civil durante las pre-sesiones del Examen Periódico Universal se solicita la reformulación del plan de acción del decenio.  ¿Por qué?

Sé perfectamente que tener un plan de acción del Decenio es un gran avance, porque incluso, muchos países ni siquiera lo tienen, pero nuevamente la situación es que la construcción de este plan de acción que beneficia al pueblo afro mexicano no fue consultado, trabajado ni diseñado en conjunto con la sociedad civil afro mexicana, no participamos, por lo que claramente hay muchos aspectos que no dialogan ni reflejan la situación o las necesidades de la población afro mexicana. No con esto quiero decir que todo en el plan esté mal o no corresponda, efectivamente hay muchas cosas positivas, pero creo que es necesario hacer un trabajo participativo, diálogico y concertado con las comunidades afrodescendientes para que pase de ser sólo un plan y trascienda a la materialización de actividades que lleve a una real y efectiva implementación.

¿En relación a lo planteado anteriormente ¿Existe una propuesta alternativa diseñada por las organizaciones de sociedad civil afro mexicana en relación al plan de acción del Decenio?

Me encantaría poder responder que sí, que existe una propuesta conjunta, trabajada, dialogada y acordada de todo el movimiento social afro mexicano para proponer una agenda conjunta de trabajo, pero desafortunadamente no la tenemos en este momento.  Para poder organizar, discutir y acordar una agenda no sólo se requiere de una voluntad política absoluta, que creo la tenemos todas y cada una de las organizaciones sociales que integramos este movimiento, sino un apoyo presupuestal que nos permita avanzar en este sentido.  Para construir una agenda inclusiva, plural y diversa que constituya todas las voces del movimiento requerimos de un trabajo que requiere de apoyo financiero.  Sin embargo, hemos avanzado significativamente, para el caso de las mujeres, hemos hecho varios ejercicios de agenda que creemos fundamentales ser incluidos en el plan del Decenio como también fueron incluidas nuestras recomendaciones en el resumen de otros actores presentado por la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos al Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal, esperamos nuestras voces puedan ser recogidas durante dicho ejercicio.

¿Cuál ha sido el impacto de la crisis humanitaria que vive México hoy en día en la población afro mexicana?

No contamos con cifras o estudios oficiales de cuál ha sido el impacto sobre el pueblo afrodescendiente de la ola de violencia que está viviendo México.  Como tampoco contamos con datos reales, desagregados, que nos permitan estadísticamente saber cuál es la situación real del pueblo afro mexicano.  Ciertamente, como ya lo mencionaba, se logró un ejercicio en 2015 intercensal que nos permitió hacer un primer acercamiento a la población afrodescendiente, pero este no cubrió la totalidad de localidades, por tanto, los datos, aparte de ser muy generales, no son certeros.  Pero si podemos decir, que existe un agravamiento de la situación de derechos humanos de toda nuestra población, justamente porque a las dinámicas de vulneración que ya enfrentan nuestras comunidades, tales como la pobreza, desigualdad, falta de acceso a la salud, educación y empleo, se suman nuevas formas de victimización producto del impacto de las dinámicas del narcotráfico; circunstancias que claramente ponen a nuestro pueblo en un estado de alto riesgo y desprotección.

 

¿Cuál considera son los principales retos del movimiento social afro-mexicano en la coyuntura actual?

Como lo mencionaba, uno de nuestros principales objetivos es seguir luchando por el reconocimiento constitucional del pueblo afro mexicano, pero para esto, creemos es muy importante poder unificar las voluntades políticas del movimiento para así poder presentar una propuesta de trabajo conjunta al estado mexicano y otros escenarios de incidencia política.

Creo que otro de los principales retos es poder conquistar mayores espacios de toma de decisión, para que así las propuestas y proyectos que se construyan a nuestro favor, sean diseñadas de acuerdo a nuestras realidades desde la visión de nuestros hombres, mujeres, jóvenes, niños, niñas y adolescentes afro mexicanos.  Si continuamos permitiendo que nuestros espacios sean ocupados por académicos, que con la mejor voluntad intentan describir y visibilizar nuestra situación, no lograremos espacios en los que nosotros mismos nos empoderemos de nuestra realidad, necesitamos que nosotros mismos, empoderados de nuestra historia, realidad y propósito, estemos preparados para ir a presentar ante organismos nacionales e internacionales nuestra realidad, denuncias y demandas.

Si hoy tenemos que hablar y alzar la voz, pedimos nos dejen alzarla desde las organizaciones y no desde la academia, lo cierto es que necesitamos que, en vez de representarnos, nos formen, para así incentivar la participación, compromiso y capacitación de mujeres y hombres afro mexicanos para poder tener las herramientas que nos hacen falta por el rezago educativo que muchas veces enfrentamos. Lo que queremos es que nos apoyen con las herramientas para ser escuchados donde debemos ser escuchados.

¿Cuáles son sus expectativas para el Examen Periódico Universal en el que se evaluará el estado de derechos humanos de México?

Creo que por las graves violaciones de derechos humanos que hoy se viven en México el tema del estado de derechos de los afrodescendientes no será una prioridad, pero si considero, que espacios como las pre-sesiones permiten escenarios de incidencia muy importantes que nos apropian también de nuestras propias realidades, justamente porque nos motivan a desarrollar ejercicios de sistematización del trabajo que realizamos para poder presentarlo ante los diferentes mecanismos en los que ciertamente se puede exponer la voz de un pueblo que requiere el apoyo, solidaridad y la mirada internacional para así continuar presionando para que nuestros derechos sean respetados, protegidos y reconocidos.

Esperamos que durante el Examen Periódico Universal, se puedan abordar por lo menos dos de las recomendaciones realizadas, para así, tener el respaldo internacional que tanto nos hace falta y poder hacer seguimiento del cumplimiento de dichas recomendaciones al estado mexicano.

Leave a Reply

  Subscribe  
Notify of

Latest News

Pronunciamiento de la sociedad civil con ocasión de la actualización oral sobre la situación en Nicaragua que realizará ACNUDH
Pronunciamiento de la sociedad civil con ocasión de la actualización oral sobre la situación en Nicaragua que realizará ACNUDH
diciembre 11, 2019
11 de diciembre de 2019. Organizaciones de la sociedad civil queremos expresar a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, nuestra alarma por el escalamiento de la repr...
¿Quién garantiza los derechos en Cuba? – En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos
¿Quién garantiza los derechos en Cuba? – En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos
diciembre 10, 2019
En el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, el Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos (Raza e Igualdad) alerta sobre la grave cri
Día de los Derechos Humanos: seguimos comprometidos con la defensa de los derechos humanos en América Latina
Día de los Derechos Humanos: seguimos comprometidos con la defensa de los derechos humanos en América Latina
diciembre 10, 2019
Washington, D.C. 10 de diciembre de 2019. El Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos hoy se une a la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, que c