Washington DC, 21 de Marzo de 2017. El Instituto Internacional de Raza, Igualdad y Derechos Humanos, en este 21 de Marzo de 2017, Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, se adhiere a todas las expresiones de actores estatales y no estatales, y organismo internacionales, que hoy expresan su compromiso para reforzar los esfuerzos que conduzcan a la eliminación de la discriminación racial.

De manera especial, queremos expresar nuestra admiración y reconocimiento a las comunidades y organizaciones de población afrodescendiente con quienes trabajamos en America Latina (Brasil, Colombia, Cuba, Perú, y República Dominicana), asi como a las redes regionales de afrodescendientes. Ellas trabajan diariamente por la defensa de los derechos humanos de las comunidades afrodescendientes más excluidas y discriminadas de sus países. A pesar del carácter estructural de la discriminación racial que deben seguir enfrentando, su trabajo y compromiso son incesantes. De manera sistemática, están construyendo iniciativas y propuestas para contribuir a que sus Estados cumplan con su deber y compromiso por eliminar la discriminación racial. Sin embargo, los Estados debería hacer mayor esfuerzo para escucharlas y hacerlas participes de políticas públicas diferenciadas para superar esa histórica la exclusión.

Los esfuerzos de las comunidades afrodescendientes en la región deben ser correspondidos con respuestas de los Estados mucho más decididas y con la asignación de mayores recursos para superar las causas y consecuencias de la discriminación racial. En esta perspectiva, el Instituto exhorta a todos los Estados de la región para seguir el liderazgo de Costa Rica en la ratificación de la Convención Interamericana Contra El Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia.                                                                                                         

El Instituto tambien expresa su valoracion positiva de los analyiss que se ofrecieron en la conmemoracion que realizo el pasado 17 de marzo en Ginebra El Consejo de Derechos Humanos, quien conmemoró el Día Internacional por la Eliminación de la Discriminación Racial con un debate sobre el perfil racial y la incitación al odio, incluyendo el contexto de la migración. El debate fue moderado por Anastasia Crickley, Presidenta del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD), y conto con la participacion de varios actores, delegaciones y miembros del Consejo, como el Relator Especial sobre las Formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, Mutuma Ruteere, entre otros.

La Sra. Crickley comenzó el debate diciendo que el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial es una oportunidad para abordar los contextos relacionados y cambiantes y las preocupaciones contemporáneas al hablar de racismo en el 2017. El contexto actual de migración proporciona un desafío global y complejo al abordar el tema del racismo.

El Sr. Mutuma Ruteere, prosiguió diciendo que el debate del día era importante para un mundo en el que la migración y los movimientos masivos de población han surgido como cuestiones urgentes tanto política como moralmente. En demasiados lugares, los que huyen de la persecución o cruzan las fronteras en busca de una vida mejor, se ven señalados como amenazas a la seguridad; su fe y esperanzas han sido enfrentadas con hostilidad, prejuicios e incluso violencia. El Tambien discutio el tema de los marcos legales, políticos y regulatories que proiben el perfil racial y étnico.

Otros ponentes, como la Sra. Rokhaya Diallo, periodista y cineasta; la Sra Rachel Neiid de Open Society; y el Sr. Miltos Pavlou de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, resaltaron que el racismo en muchas circunstancias proviene de los mismos Estados, por medio de la elaboración de perfiles raciales, y que los Estados miembros y las instituciones de la UE deben adoptar medidas para fomentar la confianza en las sociedades.

El Instituto se compromete a continuar interactuando con actores estatales y no estatales, organismos regionales e internacionales, y otros espacios de dialogo para promever la igualdad racial.