Ginebra, Suiza. 9 de marzo 2017. – El Comité de expertos independientes sobre desaparición forzosa de la ONU (CED, por sus siglas en ingles) examinó a Cuba los pasados días 6 y 7 de marzo, para evaluar el cumplimiento de los compromisos internacionales que contrajo el país en la materia al firmar la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, la cual Cuba ratificó en 2009. Esta es la primera vez que el Estado cubano se somete a la revisión por parte del Comité, el examen se realizó en el Palacio Wilson, una de las sedes de la ONU en Ginebra, Suiza.

Como primera parte del proceso de revisión, Cuba presentó un informe escrito para describir los avances en la implementación de la Convención sobre Desaparición Forzada, donde aclaró que “los derechos a la vida, a la libertad y a la seguridad de las personas han constituido siempre pilares en la actuación de la Revolución cubana, sus autoridades y del funcionamiento de la sociedad en general”,  y que, “en su política interna y exterior, Cuba pone en práctica el respeto a la integridad física y moral del individuo”, afirmando que, “desde el triunfo de la Revolución en 1959 se eliminó la tortura y no ha existido ni un solo caso de desaparición forzada o ejecución extrajudicial”, postura que sostuvo durante el diálogo con el Comité de expertos.

La delegación cubana, encabezada por el Sr. Abelardo Moreno, Viceministro del Ministerio de Relaciones Exteriores, realizó su discurso de apertura, donde resaltó que el informe presentado se realizó después de un amplio proceso de consulta con numerosas instituciones gubernamentales y no gubernamentales, las cuales evaluaron el cumplimiento de la Convención, reiterando que después de la Revolución cubana se puso fin a la política de desapariciones forzadas típicas de la dictadura y que actualmente en Cuba no existen desapariciones forzadas ni detenciones secretas.

Posteriormente, los relatores de país, Sres. Juan José López Ortega y Daniel Figallo, hicieron preguntas dirigidas a la delegación cubana con el fin de aclarar cuestiones del informe de país, otros miembros del Comité de expertos también realizaron preguntas pertinentes.

Dichas preguntas se enfocaron en la tipificación del delito de desaparición forzada; las dificultades de Cuba para permitir que el CED trate casos particulares; y la falta de ratificación de Protocolos Facultativos de los Órganos de Tratado, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y del Estatuto de Roma, siendo estos pilares fundamentales del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Los relatores de país también pidieron detalles sobre la metodología participativa que utilizó el Estado para redactar el informe de país y sobre todo la manera en la que se articuló el diálogo con la sociedad civil y si se incluyó la información de ONGs reconocidas internacionalmente.

Los expertos pidieron aclaración sobre las desapariciones forzadas de corta duración; las fallas estructurales de independencia judicial – resaltadas por otros órganos de Naciones Unidas- cuando se refiere a la resolución de los casos y el amplio papel de los tribunales militares en el tratamiento de los delitos en cuestión; las detenciones arbitrarias y los plazos de detención; la manera en la que se contacta y mantiene informada a la familia del detenido sobre su situación; el derecho a un abogado y la existencia de enfoque de género en la materia, entre otras.

La delegación contestó algunas de las preguntas mencionadas, refiriéndose al reporte de país previamente mencionado, dichas respuestas pueden verse en el video de la sesión.

La Convención ha sido ratificada, al día de hoy por 56 de los 193 Estados miembros que integran las Naciones Unidas. Durante esta decimosegunda sesión del Comité, los expertos también examinarán a Ecuador y Senegal, haciendo públicas sus recomendaciones a los 3 países el 17 de marzo. Las Observaciones Finales para Cuba pueden encontrarse en este link.